CASA ECHEVARRÍA. PISCINA

La piscina original estaba revestida con gresite azul, con un dibujo de un delfín en el fondo, y rodeada de una malla de simple torsión como protección para los niños, con un borde perimetral de piedra artificial.

La reforma consistió en construir una escalera de acceso en la parte menos profunda, cambiar completamente el revestimiento por otro de azulejos de 10x10 en color verde oscuro, que la integran muy bien en la vegetación del jardín, y construir sobre el original un borde perimetral de piedra natural.

La protección perimetral también se cambió por una valla metálica que puede ser retirada cuando no están los niños.

El llenado de la piscina se planteó como una fuente, para lo que se encargó al escultor Santiago Costales una escultura en bronce. Tras esta fuente se ocultó la ducha.

Se construyó también un nuevo espacio para la depuradora que se integró en el jardín pintándolo de verde y ocultándolo mediante una fila de limoneros colocados en espaldera.

REF: Piscina Casa Echevarría // Stock: Disponible